La poesía toca con sus alas lo más pequeño, lo más excelso, toca el dolor y la alegría.

Nos pega a la tierra, a los seres vivos, nos eleva y transporta a otra dimensión.

19 diciembre 2013

Privilegio

Nos cruzamos con ellos por las calles, son nuestros vecinos, algunos trabajan con nosotros o van al colegio con nuestros hijos, viven en muchas casas con sus seres muy queridos, digo que son ángeles.

Poema incluido en el CD "Somos Diferencia" editado por la AMP (Asociación de discapacitados de Pinto) que celebra sus 25 años de fructíferos trabajos. Es un gran proyecto en el que han participado solidariamente muchas personas con su gran labor, su apoyo, su voz, su música, con su buena voluntad y su entusiasmo. Un proyecto con canciones alegres, con letra y música geniales, que hace “Diferencia”.
Ungidos de estrellas
pasan por las calles.
Triste es que los ciegos
no lo quieran ver.

Al llegar al mundo
sus alas quebraron
oxidando el viento
la clara memoria
de su augusta luz.

Es un privilegio
ver como su magia
pinta primaveras
donde cualquier ojo
sólo ve aridez,
oír de su boca
de intacta pureza
trenzada armonía
en clave de verso,
ver como su risa
ceñida de música
te invita a bailar.
Digo que son ángeles.
Velando sus sueños
yo sé que es posible
tornar la inocencia
del lejano Edén.

Es un privilegio
descubrir sus alas,
su irisado beso
posado en mi frente.
Triste es que los ciegos
no lo quieran ver.

5 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Ya sabes, los versos, después de escritos, reflejan a quien los lee. Muchas gracias Fiaris, me alegra mucho que te gusten mis poemas.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Es impresionante, cuanto más lo escucho más matices veo, y más reconozco.
    muchas gracias por tu precioso comentario en mi blog!!!
    Felicisimas Navidades, y que el nuevo año te traiga todo lo bueno que te mereces!!
    mil besos

    ResponderEliminar
  3. Querida amiga María Teresa: tenemos la responsabilidad de la ayuda a los que tienen menos en esta incertidumbre que nos abren los políticos.
    Un abraciño,
    Rosa María Milleiro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Los políticos? Sí, esos también son ciegos que no quieren ver.
      Besos

      Eliminar