La poesía toca con sus alas lo más pequeño, lo más excelso, toca el dolor y la alegría.

Nos pega a la tierra, a los seres vivos, nos eleva y transporta a otra dimensión.

08 abril 2017

Érase una tarde de abril


Érase una tarde
de abril y de lluvia.
Érase una tarde
de verde encendido.

De voces lejanas
sin pena ni gloria,
de juego de pájaros
y canto de niños.

Érase una tarde
de ahuyentar las bocas
de cántaros huecos
preñados de ruido.

Érase una tarde,
refugio a la sombra
de troncos tallados,
de versos escritos.

05 febrero 2017

Boca de sal

Al mar, fuerza inmensa que abraza la tierra, tan embravecido estos días. 

Boca de sal,
a veces beso templado
de azules y de cristal,
canto amable de sirena
que posa su cuerpo alado
sobre la arena.

A veces, rugido fiero
dentellada de dragón,
vientre que frío y certero
abraza y a la tierra templa el corazón.

Pieles de roca
redoblan sus tambores,
luna creciente que toca
en la noche sus honores
sobre mi pecho y mi boca.

Ecos de agua,
llantos de caracolas  Atlantes,
tumba de fieles e infieles,
de humillados y gigantes.

Descansa, Oh emperador,
en tus imperios dormido,
concédeme tu favor
boca de sal y furor,
voz de canto enardecido.