La poesía toca con sus alas lo más pequeño, lo más excelso, toca el dolor y la alegría.

Nos pega a la tierra, a los seres vivos, nos eleva y transporta a otra dimensión.

30 marzo 2014

Si te dicen que caí

El valor de la libertad




7 comentarios:

  1. Si nos encuentra un día la rigidez de las Parcas, querida Teresa, quedarán en el aire nuestros sentimientos, pensamientos e ideales. Mientras tanto, sigamos, como el sembrador, sembrando nuestras vidas a voleo...
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, si nos encuentra la rigidez de la Parca que sea sembrando en vuelo de libertad,

      Eliminar
  2. Siempre quedará algo en el aíre, dicen que donde hubo siempre queda...
    Me ha encantado Teresa.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Solamente en libertad dejaremos algo en el aire, nunca desde la tibia prisión.
      Gracia, Carmen.
      Besos

      Eliminar
  3. No importa cuánto nos durará la vida, ni donde nos encontrará la muerte, lo realmente importante es cómo vivimos, y muy especialmente que el modo de hacerlo lo hayamos elegido libremente.

    Precioso poema, intenso y profundo.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Sí, Narci. Elegir libremente nuestra lucha y nuestro vuelo.

    ResponderEliminar