La poesía toca con sus alas lo más pequeño, lo más excelso, toca el dolor y la alegría.

Nos pega a la tierra, a los seres vivos, nos eleva y transporta a otra dimensión.

14 abril 2011

La pluma

¿Quién escribe cuando sentimos el impulso de deslizar sobre el papel la pluma?
¿Quién maneja la pluma?
¿Quién escribe? ¿Es ella o soy yo?

Viene la pluma y quema,
araña, golpea, hiere,
inflige, ensalza, entierra.
Yo le digo: ¡Para!
Y le ordeno: ¡Quieta!
Pero viene, viene,
empuja, sabe, crea,
adivina y evoca.
Regresa y grito
diciendo: ¡Fuera, fuera!
Y ella vuelve y vuelve,
nubla, confunde, cuenta,
rasga, oculta, presiente,
engendra, clama, desvela,
hiere, hiere, hiere.

13 comentarios:

  1. Tú utilizas la pluma y a ti te utiliza un alma que nos contiene a todos... así como la pluma debe tener tinta para servirte tú debes tener también tinta para que se sirvan de ti...

    Me gusta estas ganas que tiene la tinta de tu pluma y tu propia tinta de desvelar... a tortazos si hace falta... mientras tu cabeza intenta calmar las tintas...

    En su aparente sencillez logras abarcar una gran complejidad.

    :D

    ResponderEliminar
  2. Interesante poema pues es asi lo que nos impulsa a escribir. Transmite sentimientos.

    ResponderEliminar
  3. hace y deshace el papel a su antojo, demostrando que el artista depende de ella

    ResponderEliminar
  4. pluma que en manos de una magna poeta como tu , crea bellisimas, profundas y sublimes letras acariciando nuestros sentidos con ellas, un besin muy muy grande de esta asturiana que te da infinitas gracias por hacernos participes de tu magica y dulce alma de poeta.

    ResponderEliminar
  5. María Teresa,que bien has dibujado la inquietud de tu pluma,me ha gustado,claro que hay plumas y plumas, y la tuya es de lujo,me identifico con lo que plasmas...Gracias por compartir y visitarme..Besos

    ResponderEliminar
  6. Siempre es un placer pasar por tu casa,
    disculpa la ausencia,
    deseo pases unas felices fiestas
    de semana santa.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Ocupando con belleza cada rincon de ese papel en blanco, llenando vacios, elevando gritos silenciados, mostrando sentimientos ocultos en el interior de nuestras almas,.....

    ResponderEliminar
  8. La pluma, el bolígrafo, el lápiz o el pizarrín; son instrumentos para plasmar, crear y evocar. Pero debemos de ser conscientes que el sentimiento es la sal del todo.
    Un besiño grande.

    ResponderEliminar
  9. Creo que no es la pluma, el boli o el lápiz la que hace o deshace a su antojo, es nuestra alma volcada en la escritura...
    Besotes M.Teresa,

    ResponderEliminar
  10. Aún me asalta la duda.
    A veces, surgen apenas un par de palabras inspiradas en una emoción o un sentimiento. Parece que seguirán en ese sentido y, sin embargo, acaban, valiéndose de una metáfora, hablando de otra cosa. Otras veces encuentro papeles perdidos entre libros o bolsos, con mi letra por supuesto, cuyos versos leo con el asombro de no saber si los he escrito yo.
    Gracias amigos. Veo que todos sabéis de qué hablo.

    Besos y un abrazo muy fuerte.
    Teresa

    ResponderEliminar
  11. Es muy facil leerte, solo hay que abrir muy bien los ojos del alma para que tus palabras entren muy dentro. Besosssss

    ResponderEliminar
  12. He de decir que, ni la pluma ni tú escriben... Son tus otros yo autorales los que pugnan por manifestarse en la escritura, y, nos susurran, violentan, acarician, murmuran, gritan ¡cuántas veces aquello escrito ni lo esperábamos. En algo comparto la opiniòn de Carmen (LaCondiciónHumana) ¿Cuántas autoras pudieran haber en lo que otros llaman alma, psiquis, alter ego, subconsciente, etcétera? Muchas. Muchas.
    Un placer leerte.

    ResponderEliminar
  13. desde luego bien utilizada la pluma como en este caso, no creo que se revele.
    Un abrazo y un placer saludarte y leerte

    ResponderEliminar