La poesía toca con sus alas lo más pequeño, lo más excelso, toca el dolor y la alegría.

Nos pega a la tierra, a los seres vivos, nos eleva y transporta a otra dimensión.

24 diciembre 2009

No hubo campanas

FELIZ NAVIDAD 
y mis mejores deseos a todos los que habéis pasado por aquí dando sentido a mis versos.


En el eco de la noche

brilló la luz ignorada.

Entre antorchas y faroles

despuntó el alba sagrada,

En el trono de los hombres

No, no hubo campanas.



Signado abrazo de estrellas,

silencio en la noche clara,

en el silencio, silencio…

Sonó el golpe de la aldaba

a la puerta de los tiempos.

No, no hubo campanas. 



Rostro frío de la historia,

imperios de polvo y nada

escritos sobre la tierra.

Cuando lo aclamó los cielos,

en el pueblo que esperaba…

No, no hubo campanas.



Gimió el viento en las colinas

con su bramido de escarcha,

vigilia de los humildes

en los portales del alba,

en los caminos desiertos…

No, no hubo campanas.



Ya se apartaron las sombras

cernidas sobre la casa.

Murmullos en las tinieblas,

en las alturas, guirnaldas;

partido el pan en el cielo...

en la tierra… No. No hubo campanas.



No hubo multitud en fiestas,

ni alegre batir de palmas,

ni engalanadas estrellas,

ni hombres rindiendo armas.

Se brindó la  Luz al mundo y…

No, no hubo campanas




14 comentarios:

  1. Desde Brétema para ti y los tuyos, un sueño, una ilusión y una esperanza: Vivir y ser feliz.
    Que esta noche sea mágica, especial e inolvidable. Felices Fiestas y un Próspero año nuevo 2010.
    Grupo Brétema.

    ResponderEliminar
  2. Precioso poema, Teresa, que expresa justo lo que yo opino de toda esta historia. Las lucecitas y las campanadas deberían sonar dentro de cada uno de nosotros y no decorar calles y escaparates o llamar a fiestas huecas de contenido.

    Un beso, Y Feliz Navidad, vivida a tu manera, como la sientas.

    Besos
    Narci

    ResponderEliminar
  3. ¡Muy bueno! Cómo se siente la honda emoción que te ha movido al escribirlo, realmente te felicito. ¿Sabes? para tu amigo El Drac lo más importante en un poema es el shock emocional que éste tenga; a mi juicio tú lo has logrado en este poema. Yo hice dos "Presencia" y "Algazara" que espero que te gusten pues veo que eres creyente de Dios, como yo . Un abrazo y disfrutemos con todos del momento mágico de la navidad. Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  4. Preciosisimo el poema, genial!!!

    Me llamo Ana Mar,Anamar, y os invito a echar un vistazo a La Jungla de las Letras, del poeta español Jose Antonio Castro.
    Soy seguidor de La Jungla de las Letras y creo que también a vosotros amigos de Alas en Azul os interesará. Para comprobarlo, sigue el enlace que aparece a continuación: http://jantcastro.blogspot.com/

    Muchas gracias por el poema, genial!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  5. Compañera cibernauta María Teresa:

    Te adjunto la dirección de nuestro recién inaugurado Museo de la Luna. Se trata de un proyecto comunitario a largo plazo cuya meta es reunir a un centenar de amigas artistas como colaboradoras directas, publicando ellas mismas sus propios trabajos (pinturas, fotografías, esculturas, etc.) Frente al arte machista, en el Museo de la Luna ofrecemos espacio exclusivo a las mujeres.

    Está abierto a la participación de cualquier mujer talentosa cuyo arte visual exprese amor por la Vida. Y por supuesto a las visitas de cualquier persona sensible a la que pueda gustar el arte que compartimos.

    Pretendemos transmitir un mensaje humanista y ecologista de respeto a la vida, con protagonismo especial de las mujeres, los niños, los animales y los árboles. Paz y amor los 365 días del año, no sólo en Navidad.

    En la esperanza de que disfrutes de lo que vamos exponiendo en nuestro museo virtual, te agradezco de antemano la visita y te deseo un muy feliz y creativo año 2010, lleno de paz y amor por la vida.

    Incluyo tu blog de Poesía en la sección de blogs literarios y educativos del museo, María Teresa, para que podamos visitarte desde allí. Hay calidad en lo que haces, sencillez, humanidad y elegancia. Me gustó mucho este romance navideño, me recordó a las rimas navideñas de mi poeta predilecto, Lope de Vega. Con la ternura del segundo que más me gusta, Lorca. Ese "No, no hubo campanas", es muy lorquiano...

    ¡Salud, María Teresa!

    EL MUSEO DE LA LUNA

    http://moon-museum.blogspot.com

    ResponderEliminar
  6. Felices fiestas.
    Sigo sin poder quedarme impasible ante tus letras. Confieso que el bello se eriza en cada uno de sus versos.
    Me encantaría poder ver este blog reflejado algún día en papel.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Amiga Teresa solo desearte una feliz salida del 2009 y una mucho mas feliz entrada en el 2010. De todo corazón te deseo un Feliz y Próspero año 2010. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Por citar alguno, cito el cuarto sexteto:

    "Gimió el viento en las colinas
    con su bramido de escarcha,
    vigilia de los humildes
    en los portales del alba,
    en los caminos desiertos…
    No, no hubo campanas."

    Increíblemente buenos, sentidos y realistas tus versos, Teresa.

    Feliz Año
    Una abrazo
    Sofi

    ResponderEliminar
  9. Una de las buenas cosas que han pasado en el año fué descubrir este espacio, y por supuesto a ti; que tanto sosiego transmites con cada verso que nos regalas.

    Con mis mejores deseos para que todo lo que le pidas a este Nuevo Año se vea realidad.

    Besos. Amor. Salud y Energía.

    ResponderEliminar
  10. María Teresa, tus versos siempre llegan hondo y nos hacen ver como verdaderamente fue. Todo lo que después se ha contado es fábula.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Sí, sí hubo campanas, María Teresa, en el corazón de quienes te leemos. Esos versos se salen de tu acostumbrada rima asonante y se meten, como el dum, dum, del redoblar de un tambor en nuestros corazones y le acelerean su latido.
    Sí, sí hubo campanas, María Teresa, de felicidad y disfrute por entrar en un nuevo año con tus letras y tus rimas. Me alegra leerte, mujer.

    ResponderEliminar
  12. Las campanas que más fuerte suenan, las que se celebran sinceramente, suenan en el corazón.
    ¡Feliz año a todos! Qué alcancéis vuestros sueños, qué la buena estrella os acompañe, qué seáis amados en gran medida y estéis libres de todo pesar. En el mío han sonado las campanas de la Navidad y la alegría de sentir vuestra compañía, la amabilidad, el cariño y el tiempo que me dedicáis en vuestros comentarios.

    Besos
    Teresa.

    ResponderEliminar