La poesía toca con sus alas lo más pequeño, lo más excelso, toca el dolor y la alegría.

Nos pega a la tierra, a los seres vivos, nos eleva y transporta a otra dimensión.

08 febrero 2009

Números

Ante la crisis, hagamos números.

Los números forman secuencias,
cálculos astronómicos de materia gris.
Los números salpican
telúricos movimientos terrenales
y dicen medir el corazón de las estrellas.

Los números saben
la distancia entre dos puntos imaginarios,
miden las intenciones de la mente
y la multiplican con ambición
pero no saben hallar el área
de la circunferencia de un abrazo
ni la velocidad de la luz
con la que alcanza su anhelo una mirada.

Los números sacan la raíz de altos standings,
no dividen justamente los beneficios,
no suman las ganancias sin lucro
pero son capaces de asentar la lógica
en los intereses de la guerra.

Los números descifran la clave de los nombres
pero no decodifican su misterio
ni resuelven su equivalencia con el espíritu.

Los números,
su lenguaje, su combinación,
la geometría de sus fórmulas,
nos permiten indagar, embarcados en la ciencia,
de las puertas de la vida a la profundidad del cosmos
pero aún no han hallado justificación
a la aparente anarquía del amor.

16 comentarios:

  1. Creo, me parece que igual que tu, que lo auténticamente importante en nuestra vida no puede medirse ni pesarse, porque lo visible solo es la burda sombra de lo invisible.
    Lo expresas, como siempre, con la belleza y la pureza de expresión de tu luminosa poesía.
    Gracias.

    ResponderEliminar
  2. Los números nos atraen, nos sugieren, forman parte de nuestra vida y están en nosotros. Tal vez esta premisa sea la más correcta para aquellos que sólo piensan bajo una óptica cerebral y analítica.
    Para mí los números son una fría incongruencia de nuestra propia sinrazón, una estadística de datos que divide las emociones y multiplica la maldad.
    Uno va sumando horas y días, meses y años… y al final nos damos cuenta de que el orden de los factores no altera el valor de la existencia, sumamos tiempo… y restamos vida.
    Quizás las letras sean menos racionales y menos lógicas. Tal vez los sentimientos, los sueños, la esperanza, no puedan medirse bajo algoritmos matemáticos y tal vez todos y cada uno de nosotros seamos solamente eso, números vacíos, sin nombre… sin identidad.
    Mientras tenga un nombre lucharé por ello, por la palabra, por la individualidad, por vivir... por la poesía.

    Gracias por tus palabras Teresa, por tus versos… por la vida.

    ResponderEliminar
  3. Los números nos atraen, nos sugieren, forman parte de nuestra vida y están en nosotros. Tal vez esta premisa sea la más correcta para aquellos que sólo piensan bajo una óptica cerebral y analítica.
    Para mí los números son una fría incongruencia de nuestra propia sinrazón, una estadística de datos que divide las emociones y multiplica la maldad.
    Uno va sumando horas y días, meses y años… y al final nos damos cuenta de que el orden de los factores no altera el valor de la existencia, sumamos tiempo… y restamos vida.
    Quizás las letras sean menos racionales y menos lógicas. Tal vez los sentimientos, los sueños, la esperanza, no puedan medirse bajo algoritmos matemáticos y tal vez todos y cada uno de nosotros seamos solamente eso, números vacíos, sin nombre… sin identidad.
    Mientras tenga un nombre lucharé por ello, por la palabra, por la individualidad, por vivir... por la poesía.

    Gracias por tus palabras Teresa, por tus versos… por la vida.

    ResponderEliminar
  4. tenias que haber puesto la canción de los numeros..

    "soy uno cuando estoy solo, somos dos si tu estas conmigo, somos tres si somos dos y viene algún otro amigo..."

    te invito:
    republica libertaria de las tortugas

    ResponderEliminar
  5. los numeros nos acompañan desde que nacemos,
    siempre estan hay,de una forma o de otra.
    gracias por tu seguimiento.
    un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Nunca me gustaron los números. Siempre me favoreció mas cortejar el azar que calcular, y claro, aun menos con los temas del amor...

    Un beso Teresa y es un placer verte siempre en tu otro blog, Tao Sai. Abrí otro hace poco, no se si lo sabes, se llama "Rumbo hacia la Luz", te dejo una invitación...

    http://rumbohacialaluz.blogspot.com/

    Abrazo zen.

    Marcos.

    ResponderEliminar
  7. Los números estan siempre con nosotros.
    Muy ingenioso y bello.
    Saluditos.

    ResponderEliminar
  8. Abraxas Cádiz
    Es cierto lo que dices, que “lo visible sólo es la burda sombra de lo invisible” sólo hace falta querer verlo y eso es lo que precisamente no pueden medir los números.


    Manoel Xosé
    Quien es capaz de distinguir entre las cosas que tienen realmente valor y expresarlo con tanto fervor como tú, no podrá ser nunca un cúmulo de números sin nombre. Yo también estoy es la lucha por la individualidad, la Vida con mayúsculas y por supuesto, la poesía.


    Ordago 13
    Tus palabras son música, tu música, canciones escogidas con las mejores historias.


    Paco Guerrero
    Gracias a ti por tu visita. Los números, inevitables, influyen en muchas parcelas de nuestra vida, pero no en todas, esas son las mejores.


    J. Marcos B.
    El amor no entiende de números ni se le mide con números.
    Pasaré a visitar tu nuevo blog.


    Diosaoasis.
    Tus comentarios son siempre frescos como la brisa.
    Gracias por tu atención.

    ResponderEliminar
  9. Los números son cortante, drásticos..pero tambien seguros.

    Quizás el amor verdadero no entienda de números porque no quiere someterse a ninguna condición que le aprisione.

    " la aparente anarquía del amor"..Me ha encantado esta frase....

    Un beso.-

    ResponderEliminar
  10. Estimados/as, en el marco de las actividades del Proyecto Arjé (http://proyectoarje.blogspot.com) los convocamos a participar publicando en la tercera época de nuestra Revista, que será editada en formato digital a partir de marzo, distribuyéndose en formato PDF a través de nuestro sitio web y en soporte de CD en instancias de nuestro Ciclo de charlas y seminarios.

    Les adjunto la breve editorial del primer número, que oficia como invitación, y las condiciones de publicación.

    “Los ensayos breves suelen tener un tono sugerente, dialógico y confesional, en donde predomina el yo del autor y desde el cual se abordan un variado universo de temas, en una escritura ágil y no exenta de cierta irreverencia, en tanto se permite aterrizar en aspectos que los estudios de extenso rigor académico generalmente dejan de lado. Por estas características, es un género tan revolucionario como desechado, en tiempos de una radical profesionalización y burocratización del saber. Y en este contexto es que en su tercera época, la Revista Arjé pretende ejercer de rescate y trinchera del ensayo, de espacio posible para retomar el ejercicio de una práctica que en la historia intelectual de nuestra pequeña aldea cultural ha resultado decisiva en la elaboración de aquellas ideas más sutiles y provocativas al pensamiento. Suele decirse que lo breve es doblemente bueno. Como los textos que esperamos incitar a escribir, como los contenidos que esperamos brindarles. El desafío queda planteado. La invitación queda hecha.”

    Las condiciones para publicar son:

    Textos que no excedan las cuatro carillas en formato Times New Roman, tamaño 12

    El tema es libre y su publicación queda sujeta a la aprobación del editor.

    Enviar el texto por correo electrónico a: proyectoarje@montevideo.com.uy – pablorom@montevideo.com.uy (o pabloromero7@gmail.com)

    La convocatoria es a autores nacionales y extranjeros y el plazo para recibir los trabajos para el primer número vence el 11 de marzo de 2009.

    Abrazos,

    Pablo Romero

    ResponderEliminar
  11. No tienen cabida los números en el amor. El amor no conoce cifras ni cantidades. El mundo sería distinto sin números.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Si los números han servido para que tú crearas un poema tan explendido ¡VIVAN LOS NÚMEROS! aunque bien es cierto que ni multiplicándose por infinito lograrán abarcar la realidad... ésta emerge en el instante... y los números necesitan tiempo para ser.

    BESOS!!!

    ResponderEliminar
  13. La lógica matemática es lo primero que falla en asuntos del corazón. Y esa incertidumbre que lo rodea, lo hace más misterioso y atractivo si cabe. Besos.

    ResponderEliminar
  14. un saludo... pasaba para chequear tu blog...

    ResponderEliminar
  15. Alternativa
    El amor no entiende de números ni de condiciones, no esclaviza, ni posee. Simplemente es amor, sea o no correspondido. No puede ser verdadero o falso. Es, o no es amor. A menudo confundimos o profanamos el significado de este maravilloso don.

    Pablo Romero
    Gracias por tu invitación

    Verdial
    Es cierto que si nos proponemos relacionar los números con el amor que sentimos hacia nuestros seres queridos, no tienen ningún sentido ni lógica. Olvidamos el cómputo del tiempo, la edad, los bienes materiales, etc.…

    Carmen
    Estoy de acuerdo. Los números están tan ocupados en la exactitud de sus operaciones que se pierden el instante, tan valioso e irrecuperable, en el que el amor se mueve.

    Kamawookie
    Podemos dominar el mundo, la naturaleza, a nuestros semejantes, pero no podemos controlar el misterio del amor.

    Ordago 13
    Un saludo. Seguiremos leyéndonos, seguiré escuchándote.

    ResponderEliminar